Tapeo & Vermuteo

Parking Pita, pitas con dirección asistida en un garaje de Passeig Sant Joan

parking pita passeig sant joan pitas barcelona blog gastronomia louloulopez

Un aparcamiento puede dar para mucho juego. Es un espacio diáfano, como un rodillo de tela en la mesa del sastre. Como un lienzo inerte y preparado bajo la brocha que ya chorrea pintura. Sobre todo, si el negocio que se pretende abrir –o, en este caso ‘aparcar’- está en el prometedor Passeig Sant Joan. Desde hace unos años, esta arteria vertical de Barcelona es todo un must en quehaceres restaurativos. Es, casi, el nuevo Sant Antoni. En el número 56  nació el segundo Parking Pizza inaugurado en octubre pasado. Ahora, ha abierto -en el espacio contiguo que forma parte del propio parking- su hermano pequeño libanés: Parking Pita.

No hay muchos restaurantes de pitas en Barcelona. Me siento en la única mesa común que hay en el espacio. Es uno de los pocos días fríos que nos ha dado diciembre. El sol atraviesa decidido la puerta de forja y cristal proyectándose sobre la madera.  Los rellenos para panes abiertos se huelen desde la mesa mientras oteo la carta: sencilla y directa. La esencia es una viajera palpitación en el aire capaz de reconstruir la psique de un condenado. ¿Curry? ¿Salsa harissa?

“La idea de este espacio surgió en un viaje a Berlín visitando el emblemático foodtruck Mustafa’s Gemüse Kebap junto a su mujer, Berta Bernat” recuerda Marcos Armentera, propietario del Parking en sus dos versiones alimenticias. En efecto, el de Mustafa’s es toda una institución en cuanto a kebabs se refiere en el Berlín estudiantil. Desde la distancia, Armentera quiere llevar a su parking Pita a ser referente de la comida rápida entre la gente joven.

Las bravas del establecimiento ya tienen sus adeptos, también los tiene el festivo latke de tiras de calabacín y cebolla (delicioso). Muy buena la berenjena asada aunque encuentro a faltar algo más de pique en algunos platos. Las Pitas (a eso habíamos venido, ¿no?), extraordinarias: el kebab de cordero y la de pollo ecológico macerado y asado al tandori. Otro dia probaremos la ternera bourguignon y el falafel.

Los precios son amigables (Pitas a 8-7 euros, falafel y entrantes a entre 4-5,50 euros) y el formato también lo es. No lo es tanto el coitus interruptus precafeínico: para algunos, levantarse  de la mesa para hacerse el café en la cafetería del espacio equivale a tener un gatillazo algo  antes de merecerse un cigarro. Y, por aquí, es difícil transitar.

Parking Pita

  • Horario: abierto de lunes a domingo
  • No aceptan reservas
  • Passeig de Sant Joan, 56
  • Teléfono: 935 41 80 11
  •  Precio medio:  15

Dejar un Comentario