GastroNoticias

Carme Ruscalleda cierra el restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar

carme ruscalleda sant pau sant pol de mar

Carme Ruscalleda, la chef con más relumbrones en el universo de estrellas Michelín, ha decidido cerrar su restaurante Sant Pau. Según ha avanzado la agencia de comunicación Gsr, la fecha de cese y última cena de uno de los restaurantes referencia del panorama culinario español será el próximo el 27 d’octubre.

“No queremos cortar el cordón umbilical que nos une en la cocina y en la gastronomía. Prueba de ello es la colaboración en el Restaurante Odyssey de Joël Robuchon en el Hotel Metropole de Montecarlo con un pop up durante los meses de julio y agosto por el servicio de cenas”, aclara la nota enviada a medios.

Carme Ruscalleda, de 66 años,  ha asegurado que el cierre de su establecimiento no supone su jubilación sino un momento de su carrera profesional en el que necesita reinventarse y explorar nuevos horizontes que la cocina diaria de un establecimiento así no permite: “No nos jubilamos! Reinventando nuestros compromisos profesionales y daremos más recorrido, contenido y futuro en nuestro departamento COCINA ESTUDIO. Emocionados los comunicamos esta decisión profesional desde la perspectiva de un recorrido de 30 años, de una historia de éxito y de vivencias extraordinarias al frente del Sant Pau de Sant Pol de Mar”, explica.

Ruscalleda, con 7 estrellas en la citada guía roja francesa, siempre ha sido referente culinario. Junto a su hijo, Raúl Balam, comandan desde hace unos años la restauración en varios espacios de uno de los hoteles gastronómicos de Barcelona, el Mandarin Oriental.  Balam, en la cocina de Moments, con dos estrellas Michelin y, Rusaclleda, con la propuesta de Blanc, el espacio más informal.

Situado en Sant Pol de Mar, el restaurante Sant Pau se transformará y reabrirá como bar regentado por su hija Mercè Balam y el marido de esta, Albert Rovira. El establecimiento  de Ruscalleda lleva 30 años de oficio y figura en todas las guías de restauración más prestigiosas así como en las agendas de todos los periodistas gastronómicos y foodies que ahora deberán buscar nuevos referentes que ocupen ese espacio en el Maresme.

 


Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.